jueves, 3 de septiembre de 2020

Menorca - Día 1 - ¡Qué ilusión volver a viajar!

¡Hola viajeros!

Este ha sido el viaje menos planeado, así que seguro que os interesa cómo pudimos organizarlo sobre la marcha.

En el post anterior del blog os pude contar la organización para viajar en tiempos de pandemia con las máximas seguridades. Aquí os dejo el enlace por si aún estáis temerosos https://unviajeplaneado.blogspot.com/2020/08/primer-viaje-durante-la-pandemia-del.html

Entrando en materia. El lunes 20 de Julio decidimos ir en las próximas semanas de viaje, el jueves 23 nos decidimos por Menorca (compramos vuelos, hotel y coche de alquiler) y el domingo 26 nos montamos en el avión y llegamos a Menorca. Así, a lo loco.

Salimos de Málaga el Domingo 26 de Julio a las 11:15 de la mañana desde el aeropuerto de Málaga,  llegando a Menorca a las 13:00 aproximadamente. Aunque el aeropuerto que nos pilla más cerca es el de Gibraltar y el de Jerez, tenemos una casa de verano en la Costa del Sol así que siempre hacemos noche allí y así también es la excusa perfecta para alargar un poco más las vacaciones.


                                             

Una vez en el aeropuerto de Mahón, saliendo en la zona del aparcamiento a la izquierda hay unos carteles de "Puntos de encuentro" donde la gente espera a que lleguen las furgonetas de las empresas de alquiler de coches. No esta señalizado en qué zona es cada empresa  así que habrá que estar pendientes a cuando llegan y ponernos por ese lugar y hacer cola. 

Normalmente son furgonetas de 9 pasajeros pero en el caso de Record go, que fue la empresa con la que alquilamos el coche, en la primera linea de 3 asientos iba la conductora, en la siguiente de 3 íbamos nosotros dos, y en la ultima de 3 otra pareja, por lo que no lo abarrotan y te hace sentir más seguro.

Cuando llegamos al polígono industrial donde estaban los coches, esperamos y cuando nos atendieron nos dieron el coche (Tuve que coger uno grandecito, porque al reservar con tan poca antelación los pequeñitos tipo Fiat 500 que es el que alquilamos el año pasado en Ibiza y en Mallorca, estaban agotados).

Lo cogí con todo incluido, si no es así, fijaos muy bien a la hora de la entrega, el nuestro, a pesar de que tenia solo 1200km tenía un bollo enorme y nos dimos cuenta cuando paramos a almorzar, rápidamente lo reporté a la empresa pero no me preocupaba, aunque no lo hubiéramos hecho nosotros, por el seguro contratado, estaba todo cubierto. Da mucha tranquilidad.

Nuestro Toyota C-Hr por unos días
                             
Al ser híbrido, consumió poquísimo. También era automático pero estoy acostumbrada a conducir manual y automático así que no era un problema.

Primera parada: De improviso y por un camino muy estrecho.

Almuerzo en Trattoria Vianello al lado de polígono en Mahón.  Muuyyyy recomendado si pasáis a la misma hora de nosotros. Comida italiana, y un lugar muy acogedor. Compartimos menú del día para 1 persona y terminamos saciados. 


De ahí, pusimos rumbo hacia Ciutadella, unos 40 minutos. 

Hice reserva en el Hostal Menurka en el centro de la ciudad, siempre me decanto por hoteles, pero con la precipitación, me gustó la ubicación, tenía un aparcamiento público muy cerca y habitaciones reformadas.


                   

Después de pasar 3 noches allí, me pareció muy correcto y recomendable. Los dos chicos de recepción fueron muy amables y al ser de la isla nos recomendaron calas y restaurantes.

Descansar un poco después de tanto trajín era casi obligatorio y a media tarde pudimos conocer el primer pequeño paraíso a 10 minutos de Ciutadella. Cala'n Bosch. Muy acogedora a pesar de que tenía muchos hoteles al rededor con chiringuito en la misma cala.

                                       

A menos de 5 minutos, después de una tarde de playa perfecta tomando contacto con la isla y haciendo las videollamadas pertinentes a la familia, vimos un precioso atardecer en el Faro Cap d'Artruix. Mucha gente iba allí a tomar alguna refresco en el bar-restaurante viendo la caída del sol. 

                                                     

De noche, después de hacer una pequeña parada en el hotel, anduvimos hasta la calle principal donde se encontraba el restaurante Ses Voltes Espai Gastronòmic. Tienen carta de tapas y restaurante. Aquí empezamos a deleitarnos con la sobrasada, queso de mahón y las patatas bravas... y no iba a ser la única vez. ¡Vaya pasada!

Patatas Bravas

Pizza con Sobrasada, queso y miel de Menorca.

Croquetas de queso de Mahón


Con el estómago lleno, era obligatorio dar un paseo por la ciudad. Bajando por Carrer Josep Maria Quadrado, te encuentras con la Catedral de Santa María de Ciutadella, y al final en la Plaça des Born hay muchísimas tiendas de Souvenirs donde es imposible no resistirse y llevarte algo. Si giras hacia la derecha encuentras la bajada y unas vistas increíbles a la Marina de la ciudad. 



Termina un día increíble y hay que volver a reponer fuerzas para la siguiente jornada. 


viernes, 14 de agosto de 2020

Primer viaje durante la pandemia del COVID-19

Después de los meses horribles que se están viviendo al rededor del mundo, imagino que viajar no era una preferencia para nadie. Confinamiento, miedo, tristeza por las personas que nos han dejado... no deja de ser una constante en este tiempo. Muchas familias pasándolo mal, también económicamente. 

Han sido unos meses muy duros para todos, y al trabajar en primera linea como enfermera, he podido sentir mucho respecto a lo que estábamos y seguimos viviendo.  Se empieza a ver la luz al final del túnel y se permite viajar. Y ahora, ¿qué hacemos?.

La historia fue la siguiente. A principio de año antes de la pandemia, el pensamiento, y reserva que teníamos era ir a Malta a primeros de Julio. Como pasó todo esto, la cancelamos, y nos quedamos expectantes. 

Aunque hacemos "vida normal" dar este paso nos hacía sentirnos temerosos, pero siempre con la creencia de hacer de todo con todas las medidas de seguridad. 


Como el avión era lo que mas respeto nos daba al tener a una persona tan cerca durante 1:30 de vuelo, tanto en el aeropuerto mantuvimos distancias suficientes, y embarcamos los últimos, para evitar aglomeraciones. También, a parte de las mascarillas, nos pusimos las pantallas de protección ocular, para protegernos, y para proteger a otros pasajeros :) Nuestro "neceser del coronavirus" fue muy usado durante nuestra estancia en la isla, llevando gel hidroalcohólico, mascarillas x 20 (dos por persona y por día, y las que más protegían para los días de los vuelos), toallitas desinfectantes para limpiar superficies tipo móviles, volante, palanca de cambio, manillares, mesitas del hotel, mando a distancia, reposabrazos y bandeja del avión...). 




Como punto negativo, las aerolíneas llenan hasta la bandera los aviones pero no se forman tantos tapones a la hora de salir porque creo que todas están obligando a facturar el equipaje de mano (las maletas pequeñas de 10kg) de forma gratuita, y la salida y entrada del avión se hace por filas. También Vueling provee a los pasajeros de toallas desinfectantes y Waste Bag para meter toda la basura de forma individual y a la salida tirarla cada uno. Tampoco se sirve ni bebida ni comida dentro del avión y para ir al servicio, hay que llamar al timbre, cerciorándose las azafatas de que se encuentra disponible el baño. 




¿Qué es lo que os mantenía con esperanza durante el confinamiento?


El próximo post será el primer día en Menorca, os espero.

sábado, 30 de mayo de 2020

Auschwitz, la visita más sobrecogedora

¡Hola viajeros!

En este post os voy contar un poco acerca de nuestra visita a Auschwitz I y Auschwitz II - Birkenau.

En un primer momento estuvimos dudando si ir allí o a las minas de Sal, también visita súper obligada si vas a Cracovia. Como no nos daba demasiado tiempo nos decantamos por el Campo de Concentración y no pudimos estar más acertados.





Contratamos el Tour en español con Cracow City Tours, y salimos a las 9:30 de la mañana desde la Plac Matejki. Allí nos esperaba el autobús con nuestro guía. El precio, 155 eslotis.

El viaje dura una hora y media y durante el trayecto nos ponen un documental oficial sobre la visita aunque no está en español, es en inglés. 




Cuando llegamos nos explicaron que por respeto, las fotos tipo selfies o posando no estaban permitidas, y que en algunas salas del museo tampoco. Los videos tampoco.

Con este post no quiero explicaros todo ni adelantaros demasiada información. 
Si es posible que visitéis algún campo de concentración, sería muy interesante para conocer la historia. 


Entrada a Auschwitz I

Al llegar allí nos dieron unos auriculares para que nuestro guía nos fuese explicando y pudiésemos escucharlo. Es recomendable llevar bolsos o maletas de dimensiones pequeñas ya que hay que pasar un control de seguridad y no dejan entrar con objetos voluminosos. 

Nuestro viaje fue en Febrero, y aunque pasamos en algún momento bastante frío, ello nos da una pequeña muestra del horror que vivieron los prisioneros en épocas invernales.

Cruzando la entrada puede leerse un letrero en alemán que significa según el traductor de google: El trabajo te libera, siempre había pensado que decía el trabajo os hará libres. Una forma de engañar a todos aquellos que entraban por esas puertas.




Siguiendo por los barracones, algunos acondicionados para visitarlos, contaban las crueldades que se vivieron los años en los que estuvo en funcionamiento. 

Una frase que no se olvida después de visitar este lugar es: Aquellos quienes no recuerden el pasado están condenados a repetirlo. 


Botes vacíos de Zyklon B, usado en las cámaras de gas

Desde la visita, me quede tan sorprendida de todo lo que había pasado que me he dedicado a buscar información en youtube, libros, o blogs. 

Si queréis ver algo interesante, hay muchísimos vídeos en youtube de supervivientes de Auschwitz contando su experiencia, que no te dejará indiferente.



La mayor parte de la visita fue en Auschwitz I. Hacía mucho frío y sobre todo viento. Una vez nos montamos en el autobús para trasladarnos a Auschwitz II-Birkenau sólo pude hacer alguna foto ya que al hacer tanto frío el iPhone me empezó a dar problemas y se me apagó. No fue la única vez que me pasó en Polonia. 


Este segundo campo de concentración apenas se había conservado ya que hubo bombardeos para eliminar todo rastro de lo que había ocurrido allí. Aquí sólo vimos unos restos de una cámara de gas que estaba en ruinas, las vías tan famosas por donde llegaban los trenes con los prisioneros y un par de barracones que quedaban en pie. Me llamó muchísimo la atención la extensión de este campo, construido porque el primero se había quedado pequeño.


Nuestra visita terminó en Cracovia sobre las 16:00h. No tuvimos descanso para comer ya que por allí no había nada. Solamente al salir del segundo campo pudimos comprar un Obwarzanek (rosquilla de pan típica con semillas de sésamo o amapola). Así que cuando llegamos nos fuimos directamente al Milkbar Tomasza donde habíamos comido tan bien el día anterior y nos pillaba bastante cerca.

Si lo habéis visitado o estáis interesados en el tema me encantaría leer vuestros comentarios. He comprado libros y me han regalado acerca de este tema y cada vez quiero informarme más y más.

Seguro que os sensibilizáis muchísimo si alguna vez vais allí si es que no lo estáis ya.








lunes, 16 de marzo de 2020

Madrid, volvemos pronto. Día 4.


Todo lo que empieza, acaba. Y hoy es nuestro último día.

Sigue haciendo mucho frío y queríamos hacer varias cosas pero vamos a tener que recortar los planes. 

Esta vez me quedo con muchas ganas de ir al Templo de Debod. Es un lugar mágico para mí y es siempre imprescindible ir. También el Parque del Retiro es un sitio donde podemos pasear o montarnos en las barquitas y estar tranquilos en el bullicio de la ciudad.


Hoy nos quedamos en el buffet del hotel desayunando con estas vistas a la Gran Vía. Queríamos despedirnos por todo lo alto. 
Después, fuimos paseando para ver algunas tiendas, aún no habíamos visitado el Primark y me quede sorprendidísima con todas las plantas que tenía y la que más me gustó fue la planta baja ya que tenia la zona de merchandising y un rinconcito con un montón de cositas de recuerdos de Madrid. Como no habíamos llevado nada a la familia, ya que hemos estado muchísimas veces en la capital y les hemos llevado de todo de las tiendas de souvenirs, esto me pareció una idea estupenda.
Yo me llevé unos paños de cocina para la casa y un bolso- maleta, pero me arrepentí de no haberme llevado todo je je


 También dimos un paseo por la Calle Fuencarral.


 Bajamos por la Calle Montera hacia la Puerta del Sol. Como podéis ver estaba el día nublado y hacía mucho frío. Pero eso no fue impedimento para despedirnos de nuestro Madrid. Hicimos parada en El Corte Inglés, subimos por la Calle Preciados y volvimos al hotel, que habíamos dejado las maletas en consigna.


Solicitamos un Uber y nos llevó a Atocha por 6,88€
Una vez en la estación comimos algo rápido en el Burguer King y ya era hora de volver a la realidad. Era el Blue Monday (el día más triste del año) pero no nos sentíamos así. Era el momento de recordar todo lo vivido y ser muy felices por haber vuelto a Madrid.




Con ganas de volver a recorrer tus calles otra vez. 

Madrid, Madrid, Madrid, te extraño... 

jueves, 12 de marzo de 2020

De Madrid al Cielo. Día 3

Ya se van acabando las vacaciones , pero hoy nos levantamos y vamos a tomarnos el mejor chocolate con churros de todo Madrid.

Tenemos una lista donde apuntamos todo las cosas que queremos hacer cuando vamos a la capital y hoy vamos a tachar tres de ellas.

Vamos andando desde el hotel pasando por Ópera, y muy cerca de allí se encuentra la Chocolatería San Ginés. Una de las cosas que llevábamos años queriendo hacer. Muy bueno y aunque había cola, nos atendieron muy rápido.























Después desde la estación de metro de Ópera, fuimos hasta la Puerta de Toledo.



Como era domingo, y siempre por una cosa o por otra dejábamos de lado El Rastro, esta vez combatimos el frío con un paseo desde la Puerta de Toledo hasta la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo que es donde empieza el rastro. Me pareció muy interesante el poder encontrar casi de todo. En esta primera zona encuentras las antigüedades y a medida que vas subiendo por la Calle de la Ribera de Curtidores es más tipo mercadillo.







 


Una vez que llegamos a la Plaza del Cascorro fuimos andando hasta la Plaza Mayor y teníamos intención de comer en el Mercado de San Miguel. 


Eran al rededor de las 13:00h y fue imposible. Así que improvisamos un poco y encontramos un italiano en la Calle Las Hileras llamado ImPasta. Estaba bien pero no repetiríamos. 





De vuelta al hotel descansamos un poco y nos preparamos para ir a Las Rozas. Primero cogimos el metro en Plaza de España hacia Moncloa en la línea 3 (amarilla) allí nos bajamos para coger el autobús pero me resulto un poco lioso, allí arriba hay un montón de paradas y estuve buscándola pero no la encontré, al final tuve que preguntar y me dijeron que tenia que bajar al Intercambiador. 
Me resultó curiosisimo. Aquí os dejo un vídeo de cómo es exactamente.













La Línea 625 en dirección Monte Rozas te lleva en unos 25 minutos a la Avenida de Retamar, en ese lugar hay varias paradas así que le dijimos al chofer que nos avisase cuando estuviéramos cerca de MadridFly. Como podéis ver en la foto deja certísima de la nave.




Aunque íbamos nerviosos, también muy ilusionados con la experiencia. En el pasado nunca nos decidimos por el precio, unos 54€ por 2 minutos de vuelo. Pero realmente merece la pena. También contraté el vuelo alto (te lleva hasta arriba del túnel) por 9€ y 16€ de las imágenes y vídeos que te las pasan por email. Aunque sea caro, la experiencia lo vale.

Aquí os dejo una captura de mi vuelo. Primero os dan un curso de introducción después equipados pasamos al túnel donde siempre hay un monitor corrigiendo la postura. Es muy seguro. Tacho otra experiencia en Madrid de mi lista.






Por la noche, tenía reservada mesa en un restaurante súper especial. Si sois futboleros y sobre todo si sois seguidores del Real Madrid, este lugar os debe de parecer muy cercano al paraíso. Como no pudimos conseguir entradas para el partido que se disputó el día anterior no podíamos quedarnos con las ganas de pisar el estadio y esta forma era totalmente diferente a todas las anteriores por lo que me pareció una idea estupenda.

Reservamos en el Real Madrid Café Bernabéu con la mesa que estuviese en la cristalera. He de decir que fue una cena super especial, y aunque el precio pueda dispararse un poco, merece la pena por el lugar donde estamos. No nos hizo mucha gracia el trato de los camareros pero eso no hará que en un futuro repitamos. Ya tengo restaurante favorito <3


No hubo mejor manera de pasar la última noche en Madrid. 
Mañana volvemos a casa con la maleta llena de felicidad y momentos vividos.

viernes, 6 de marzo de 2020

Madrid, tenemos evento. Día 2

Buenos días, amanece en Madrid y hemos descansado estupendamente.

Nos levantamos y no está el tiempo como ayer. Han bajado las temperaturas bastante y corre un poquito de viento. También llueve pero eso no nos para. Vamos a hacer un brunch ya que después vamos a hacer algo que llevábamos mucho tiempo queriendo probar.


Venimos al Tommy Mels que nos gusta mucho este tipo de restaurantes americanos y en nuestra zona no disponemos de ellos. Tenemos que comer algo ligero porque a las 16:00h tenemos que estar en la zona de Tetuán.  Pero según veis en la foto... al final no fue algo ligero ja ja ja




Llegamos a la academia Ludosport. La estación Estrecho está muy cerca. La clase consiste en 2 horas de iniciación al combate con sable de luz. Para todos aquellos que seáis fans de Star Wars y vivís en Madrid seguro que os encantará la idea. Fue una muy buena experiencia.


Después de una tarde diferente volvimos al hotel para cambiarnos de ropa. Antes hicimos una pequeña parada en Starbucks. No pude no hacer la foto de rigor con mi té calentito con la Gran Vía de testigo.








En agosto vimos que venia a España Dragon Ball Symphonic Adventure. Yo aunque no he visto nunca la serie, me resultó curioso ya que es un resumen de todos los capítulos y con una orquesta sinfónica. Aunque debo reconocer que ya al final se me hizo un poco pesado, fueron unas 2 horas y media. En la última canción, el japonés que pone la voz en las canciones de la serie se precipitó del escenario y tuvieron que llevárselo al hospital. La verdad es que nos fuimos con mal sabor de boca de allí, aunque pasamos una noche de evento muy buena.

Como terminamos bastante tarde íbamos a ir a cenar a un restaurante e iba a estar cerrado por lo que volvimos a la Gran Vía, que es donde nos alojamos y paramos en un restaurante de comida rápida.

Aunque hoy no haya sido un dia de turismo, hemos hecho cosas muy divertidas y hemos pasado un día genial.

Con más ganas de mañana :)

martes, 18 de febrero de 2020

Madrid, siempre vuelvo a ti - Día 1

¡Buenas viajeros!
Hemos empezado este 2020 de la mejor manera, viajando, y no a cualquier sitio, sino a Madrid.

Por todos es sabido cuánto me gusta visitar la capital, y si pudiese dejarlo todo, cogería las maletas y arraigaría mis raíces por un tiempo allí.

En Enero hicimos esta escapada, porque la última hacia más de dos años y medio y tanto tiempo, se me hace eterno.

Salimos de Algeciras en tren a las 8:45 de la mañana, tras haberme quedado dormida y despertarme a las 8:10 (nunca he corrido tanto como ese día) llegamos a la estación sin problema y una vez en el tren ya podía relajarme, ¡nos íbamos a Madrid!




Con tiempo suficiente, poco más de 5 horas, para poder disfrutar del camino y pensar en todas las cosas que íbamos a hacer, llegamos a Atocha. Esta vez cogimos un taxi hacia el hotel. El metro no es nada cómodo si vas cargando con maletas grandes (hay muchas escaleras y pocos ascensores) y quería llegar con algo de fuerza. 



En unos 15 minutos ya estábamos... ¡En la Gran Vía! Mentiría si dijera que puedo dormir en cualquier parte en Madrid. Siempre nos quedamos en el Senator Gran Vía y contratamos la habitación con vistas a la Gran Vía pero esta vez probamos en el edificio colindante, el Tryp Madrid Plaza de España Managed by Meliá, que aunque su nombre nos confunda, no llega a estar en Plaza de España, esta situado en la Gran Vía. También elegimos la habitación superior con terraza y vistas. No puedo pedir nada más.
Hall
Entrada al hotel










Habitación superior con vistas y terraza











Terraza con vistas 
De noche

De día








































Deshicimos las maletas y fuimos a comer algo en la Calle Montera, la temperatura era buenísima a pesar de ser enero. Después de vuelta al hotel fuimos callejeando por Plaza del Carmen, Calle del Carmen, Calle Preciados y Callao. Aprovechando para comprar algunas cosillas.

Calle Preciados

Ya tengo foto favorita en Callao






















Después de esto ya a media tarde. En el hotel cogimos fuerzas hasta la hora de la cena. Teníamos compradas los tickets para ver el musical La Llamada en el Teatro Lope de Vega. Si vas a Madrid, creo que es un plan que tiene que estar en tu agenda.

Mirando por Google Map vi justo enfrente del teatro un restaurante llamado Malpica Bar y la carta me gustó así que fuimos a probar. Os aconsejo que o reservéis mesa o vayáis temprano. Mucha gente que sale o entra del teatro hace la parada para cenar allí. Nosotros tuvimos suerte y nos sentamos rápido.
Mi recomendación.
- Montadito de calamares (no os hagáis caso, es un bocata en toda regla. Si vais con hambre y queréis probar algo típico madrileño, aquí esta vuestra elección).
- Croquetas de pollo al curry... ¡IN-CRE-Í-BLES! Me gustaron tanto que las probé a hacer en casa y cada vez que las como me transporta a aquella noche.
- Patatas bravas de la casa.
Quedamos más que satisfechos, ya que pedimos dos "montaditos" de calamares. Con eso sólo hubiésemos cenado...



























Hace muchos años ya vimos el Rey León, y tenía ganas de volver a repetir la experiencia de ir al teatro. Después de ver la peli, la tenía apuntada como parada obligatoria en la próxima escapada y no pude resistirme. Totalmente acertada. Si vais o habéis ido contadme vuestra experiencia en los comentarios.




Después quedamos con una amiga que vive en Madrid para tomar algo, pero después de un día sin parar teníamos que reponer fuerzas para el resto de la escapada. 
Nos vemos en el próximo post. Dia 2 en Madrid. 

Menorca - Día 1 - ¡Qué ilusión volver a viajar!

¡Hola viajeros! Este ha sido el viaje menos planeado, así que seguro que os interesa cómo pudimos organizarlo sobre la marcha. En el post an...