lunes, 16 de marzo de 2020

Madrid, volvemos pronto. Día 4.


Todo lo que empieza, acaba. Y hoy es nuestro último día.

Sigue haciendo mucho frío y queríamos hacer varias cosas pero vamos a tener que recortar los planes. 

Esta vez me quedo con muchas ganas de ir al Templo de Debod. Es un lugar mágico para mí y es siempre imprescindible ir. También el Parque del Retiro es un sitio donde podemos pasear o montarnos en las barquitas y estar tranquilos en el bullicio de la ciudad.


Hoy nos quedamos en el buffet del hotel desayunando con estas vistas a la Gran Vía. Queríamos despedirnos por todo lo alto. 
Después, fuimos paseando para ver algunas tiendas, aún no habíamos visitado el Primark y me quede sorprendidísima con todas las plantas que tenía y la que más me gustó fue la planta baja ya que tenia la zona de merchandising y un rinconcito con un montón de cositas de recuerdos de Madrid. Como no habíamos llevado nada a la familia, ya que hemos estado muchísimas veces en la capital y les hemos llevado de todo de las tiendas de souvenirs, esto me pareció una idea estupenda.
Yo me llevé unos paños de cocina para la casa y un bolso- maleta, pero me arrepentí de no haberme llevado todo je je


 También dimos un paseo por la Calle Fuencarral.


 Bajamos por la Calle Montera hacia la Puerta del Sol. Como podéis ver estaba el día nublado y hacía mucho frío. Pero eso no fue impedimento para despedirnos de nuestro Madrid. Hicimos parada en El Corte Inglés, subimos por la Calle Preciados y volvimos al hotel, que habíamos dejado las maletas en consigna.


Solicitamos un Uber y nos llevó a Atocha por 6,88€
Una vez en la estación comimos algo rápido en el Burguer King y ya era hora de volver a la realidad. Era el Blue Monday (el día más triste del año) pero no nos sentíamos así. Era el momento de recordar todo lo vivido y ser muy felices por haber vuelto a Madrid.




Con ganas de volver a recorrer tus calles otra vez. 

Madrid, Madrid, Madrid, te extraño... 

jueves, 12 de marzo de 2020

De Madrid al Cielo. Día 3

Ya se van acabando las vacaciones , pero hoy nos levantamos y vamos a tomarnos el mejor chocolate con churros de todo Madrid.

Tenemos una lista donde apuntamos todo las cosas que queremos hacer cuando vamos a la capital y hoy vamos a tachar tres de ellas.

Vamos andando desde el hotel pasando por Ópera, y muy cerca de allí se encuentra la Chocolatería San Ginés. Una de las cosas que llevábamos años queriendo hacer. Muy bueno y aunque había cola, nos atendieron muy rápido.























Después desde la estación de metro de Ópera, fuimos hasta la Puerta de Toledo.



Como era domingo, y siempre por una cosa o por otra dejábamos de lado El Rastro, esta vez combatimos el frío con un paseo desde la Puerta de Toledo hasta la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo que es donde empieza el rastro. Me pareció muy interesante el poder encontrar casi de todo. En esta primera zona encuentras las antigüedades y a medida que vas subiendo por la Calle de la Ribera de Curtidores es más tipo mercadillo.







 


Una vez que llegamos a la Plaza del Cascorro fuimos andando hasta la Plaza Mayor y teníamos intención de comer en el Mercado de San Miguel. 


Eran al rededor de las 13:00h y fue imposible. Así que improvisamos un poco y encontramos un italiano en la Calle Las Hileras llamado ImPasta. Estaba bien pero no repetiríamos. 





De vuelta al hotel descansamos un poco y nos preparamos para ir a Las Rozas. Primero cogimos el metro en Plaza de España hacia Moncloa en la línea 3 (amarilla) allí nos bajamos para coger el autobús pero me resulto un poco lioso, allí arriba hay un montón de paradas y estuve buscándola pero no la encontré, al final tuve que preguntar y me dijeron que tenia que bajar al Intercambiador. 
Me resultó curiosisimo. Aquí os dejo un vídeo de cómo es exactamente.













La Línea 625 en dirección Monte Rozas te lleva en unos 25 minutos a la Avenida de Retamar, en ese lugar hay varias paradas así que le dijimos al chofer que nos avisase cuando estuviéramos cerca de MadridFly. Como podéis ver en la foto deja certísima de la nave.




Aunque íbamos nerviosos, también muy ilusionados con la experiencia. En el pasado nunca nos decidimos por el precio, unos 54€ por 2 minutos de vuelo. Pero realmente merece la pena. También contraté el vuelo alto (te lleva hasta arriba del túnel) por 9€ y 16€ de las imágenes y vídeos que te las pasan por email. Aunque sea caro, la experiencia lo vale.

Aquí os dejo una captura de mi vuelo. Primero os dan un curso de introducción después equipados pasamos al túnel donde siempre hay un monitor corrigiendo la postura. Es muy seguro. Tacho otra experiencia en Madrid de mi lista.






Por la noche, tenía reservada mesa en un restaurante súper especial. Si sois futboleros y sobre todo si sois seguidores del Real Madrid, este lugar os debe de parecer muy cercano al paraíso. Como no pudimos conseguir entradas para el partido que se disputó el día anterior no podíamos quedarnos con las ganas de pisar el estadio y esta forma era totalmente diferente a todas las anteriores por lo que me pareció una idea estupenda.

Reservamos en el Real Madrid Café Bernabéu con la mesa que estuviese en la cristalera. He de decir que fue una cena super especial, y aunque el precio pueda dispararse un poco, merece la pena por el lugar donde estamos. No nos hizo mucha gracia el trato de los camareros pero eso no hará que en un futuro repitamos. Ya tengo restaurante favorito <3


No hubo mejor manera de pasar la última noche en Madrid. 
Mañana volvemos a casa con la maleta llena de felicidad y momentos vividos.

viernes, 6 de marzo de 2020

Madrid, tenemos evento. Día 2

Buenos días, amanece en Madrid y hemos descansado estupendamente.

Nos levantamos y no está el tiempo como ayer. Han bajado las temperaturas bastante y corre un poquito de viento. También llueve pero eso no nos para. Vamos a hacer un brunch ya que después vamos a hacer algo que llevábamos mucho tiempo queriendo probar.


Venimos al Tommy Mels que nos gusta mucho este tipo de restaurantes americanos y en nuestra zona no disponemos de ellos. Tenemos que comer algo ligero porque a las 16:00h tenemos que estar en la zona de Tetuán.  Pero según veis en la foto... al final no fue algo ligero ja ja ja




Llegamos a la academia Ludosport. La estación Estrecho está muy cerca. La clase consiste en 2 horas de iniciación al combate con sable de luz. Para todos aquellos que seáis fans de Star Wars y vivís en Madrid seguro que os encantará la idea. Fue una muy buena experiencia.


Después de una tarde diferente volvimos al hotel para cambiarnos de ropa. Antes hicimos una pequeña parada en Starbucks. No pude no hacer la foto de rigor con mi té calentito con la Gran Vía de testigo.








En agosto vimos que venia a España Dragon Ball Symphonic Adventure. Yo aunque no he visto nunca la serie, me resultó curioso ya que es un resumen de todos los capítulos y con una orquesta sinfónica. Aunque debo reconocer que ya al final se me hizo un poco pesado, fueron unas 2 horas y media. En la última canción, el japonés que pone la voz en las canciones de la serie se precipitó del escenario y tuvieron que llevárselo al hospital. La verdad es que nos fuimos con mal sabor de boca de allí, aunque pasamos una noche de evento muy buena.

Como terminamos bastante tarde íbamos a ir a cenar a un restaurante e iba a estar cerrado por lo que volvimos a la Gran Vía, que es donde nos alojamos y paramos en un restaurante de comida rápida.

Aunque hoy no haya sido un dia de turismo, hemos hecho cosas muy divertidas y hemos pasado un día genial.

Con más ganas de mañana :)

martes, 18 de febrero de 2020

Madrid, siempre vuelvo a ti - Día 1

¡Buenas viajeros!
Hemos empezado este 2020 de la mejor manera, viajando, y no a cualquier sitio, sino a Madrid.

Por todos es sabido cuánto me gusta visitar la capital, y si pudiese dejarlo todo, cogería las maletas y arraigaría mis raíces por un tiempo allí.

En Enero hicimos esta escapada, porque la última hacia más de dos años y medio y tanto tiempo, se me hace eterno.

Salimos de Algeciras en tren a las 8:45 de la mañana, tras haberme quedado dormida y despertarme a las 8:10 (nunca he corrido tanto como ese día) llegamos a la estación sin problema y una vez en el tren ya podía relajarme, ¡nos íbamos a Madrid!




Con tiempo suficiente, poco más de 5 horas, para poder disfrutar del camino y pensar en todas las cosas que íbamos a hacer, llegamos a Atocha. Esta vez cogimos un taxi hacia el hotel. El metro no es nada cómodo si vas cargando con maletas grandes (hay muchas escaleras y pocos ascensores) y quería llegar con algo de fuerza. 



En unos 15 minutos ya estábamos... ¡En la Gran Vía! Mentiría si dijera que puedo dormir en cualquier parte en Madrid. Siempre nos quedamos en el Senator Gran Vía y contratamos la habitación con vistas a la Gran Vía pero esta vez probamos en el edificio colindante, el Tryp Madrid Plaza de España Managed by Meliá, que aunque su nombre nos confunda, no llega a estar en Plaza de España, esta situado en la Gran Vía. También elegimos la habitación superior con terraza y vistas. No puedo pedir nada más.
Hall
Entrada al hotel










Habitación superior con vistas y terraza











Terraza con vistas 
De noche

De día








































Deshicimos las maletas y fuimos a comer algo en la Calle Montera, la temperatura era buenísima a pesar de ser enero. Después de vuelta al hotel fuimos callejeando por Plaza del Carmen, Calle del Carmen, Calle Preciados y Callao. Aprovechando para comprar algunas cosillas.

Calle Preciados

Ya tengo foto favorita en Callao






















Después de esto ya a media tarde. En el hotel cogimos fuerzas hasta la hora de la cena. Teníamos compradas los tickets para ver el musical La Llamada en el Teatro Lope de Vega. Si vas a Madrid, creo que es un plan que tiene que estar en tu agenda.

Mirando por Google Map vi justo enfrente del teatro un restaurante llamado Malpica Bar y la carta me gustó así que fuimos a probar. Os aconsejo que o reservéis mesa o vayáis temprano. Mucha gente que sale o entra del teatro hace la parada para cenar allí. Nosotros tuvimos suerte y nos sentamos rápido.
Mi recomendación.
- Montadito de calamares (no os hagáis caso, es un bocata en toda regla. Si vais con hambre y queréis probar algo típico madrileño, aquí esta vuestra elección).
- Croquetas de pollo al curry... ¡IN-CRE-Í-BLES! Me gustaron tanto que las probé a hacer en casa y cada vez que las como me transporta a aquella noche.
- Patatas bravas de la casa.
Quedamos más que satisfechos, ya que pedimos dos "montaditos" de calamares. Con eso sólo hubiésemos cenado...



























Hace muchos años ya vimos el Rey León, y tenía ganas de volver a repetir la experiencia de ir al teatro. Después de ver la peli, la tenía apuntada como parada obligatoria en la próxima escapada y no pude resistirme. Totalmente acertada. Si vais o habéis ido contadme vuestra experiencia en los comentarios.




Después quedamos con una amiga que vive en Madrid para tomar algo, pero después de un día sin parar teníamos que reponer fuerzas para el resto de la escapada. 
Nos vemos en el próximo post. Dia 2 en Madrid. 

[En mantenimiento] Dia 5 - Tenemos una cuenta pendiente, Mallorca.

[En mantenimiento] Dia 4 - Mallorca

jueves, 22 de agosto de 2019

DÍA 3 - Adiós IBIZA, Hola Mallorca

DÍA 3 - Adiós Ibiza, Hola Mallorca

Después de haber recogido las maletas, fuimos a tomar el último desayuno buffet. También dimos un paseo a los pies del hotel y aunque no tuvimos tiempo de ir a la playa que estaba justo debajo, es una buena opción si elegís este complejo hotelero.












                        
Dejamos la habitación a las 12 y como nuestro barco no salía hasta las 20:00 h decidimos aprovechar el día al máximo. Esta vez, la playa elegida fue Cala Bassa, la cual me había sido muy recomendada y sólo esta a unos 30 min de Ibiza.

Una vez allí. El aparcamiento es fácil, justo al lado de la cala encontraréis uno de pago a 5€ el día, que incluye una bebida, de agua, cerveza o refresco. Me sorprendió lo masificada que estaba la cala
y aunque era muy pequeña, había 3 restaurantes y muchísima gente. Tanto el primer como segundo restaurante eran preciosos, pero los platos salían a 30€ cada uno. Nos decantamos por el ultimo, no menos bonito, con vistas alucinantes a la cala, pero precios más asequibles. El video de abajo está grabado desde nuestra mesa.

No tengo muchas fotos de ese día ya que no tuvimos tiempo de nada pero he podido rescatar algunas.






Sobre las 16:00h dejamos la playa, para volver al hotel que a pesar de haber hecho el Check Out hay unas duchas donde pudimos asearnos y cambiarnos de ropa.

A las 17:30 salimos del hotel para dejar el coche. Teníamos que devolverlo en el Aeropuerto ya que no había otra sucursal de Goldcar en Ibiza. Una vez lo dejamos, cogimos un taxi desde allí.
Estaba preocupada porque cada 5-10 minutos llegan aviones pero hicimos una cola y los taxis llegaban muy rápido. Fuimos al puerto desde donde partiríamos hacia Mallorca. El precio del trayecto 21€.

Nos daba muchísima pena dejar la ciudad pues lo habíamos pasado genial estos días pero nos esperaban momentos maravillosos en la siguiente parada.

El barco que elegimos fue el Balearia, porque el Trasmediterránea aún siendo más económico, tardaba casi 4 horas en llegar. Por lo que nos salió aproximadamente unos 130€ los dos la ida.


Foto de lo que pensamos que sería nuestra última imagen de Ibiza

El barco en el que navegamos fue el Cecilia Payne. Tuvimos una anécdota con una pasajera que se montó erróneamente en el barco y tuvimos que volver al puerto para dejarla, no llegamos demasiado tarde a Palma. Moraleja: Comprueben siempre en qué barco, tren, avión se meten jajaja


Video de la vuelta a Ibiza

Sobre las 22:30 llegamos a Palma, y la primera imagen que tuvimos fue de la tan conocida Catedral aunque un poco borrosa.


En el Puerto hay una parada de taxi y vienen muy regularmente por lo que no hay problema.

Nuestro hotel era el Tryp Bellver situado en una zona muy chula, un paseo marítimo con mucha vida. Al llegar a la habitación tenía preparada otra sorpresa...



Si la primera vez no me esperaba nada, ¡ésta mucho menos!
Me habían vuelto a sorprender tanto el Staff como mi pareja al prepararme este detalle tan bonito <3
Pero como no teníamos mechero, ni tiempo, tuvimos que salir corriendo antes de que nos cerraran los restaurantes. 
Teníamos ganas de cenar en algún indio y ¡¡en la zona había millones!!
así que el Bollywood era el que estaba a un tiro de piedra del hotel y comimos allí. Parece que le van a cambiar el nombre próximamente, pero nos atendieron muy bien y el precio fue medio.


                               

Ya no nos quedaba mucho más que hacer. Volvimos al hotel y a descansar hasta el próximo día.

Nos queda mucho que disfrutar en Palma.








Madrid, volvemos pronto. Día 4.

Todo lo que empieza, acaba. Y hoy es nuestro último día. Sigue haciendo mucho frío y queríamos hacer varias cosas pero vamos a tener qu...